La Moda a Todo Trapo

un estilo de vida

La moda para muchos puede ser un estilo de
vida como para los diseñadores y los modelos. Los estilos y tendencias deben de ir de acuerdo con la persona que ocupa determinada prenda; las personas se tienen que ubicar en su edad, trabajo y/o gusto por la moda, para que alguien se pueda ver moderno, se tiene que ver bien no sólo es traer ropa de la tendencia que llegó al mercado si no tiene que buscar que vaya con su carácter, fisonomía, edad, pero sobre todo se tiene que sentir bien consigo misma para que en realidad comunique esa moda que le atrae. Para ello es importante conocer que existen diferentes tipos de cuerpo, y cada uno necesita algo específico para resaltar sus mejores atributos y esconder sus pequeños defectos.


Fashion>Moda>Estilo


La moda (del francés, mode y éste del latín, modus, modo o medida) indica en su significado más amplio una elección o, mejor dicho, un mecanismo regulador de elecciones, realizadas en función de unos criterios de gusto.
Se refiere a las costumbres que marcan alguna época o lugar específicos, en especial aquellas relacionadas con el vestir o adornar. Todas las personas
tienen diferentes gustos de vestir, algunos usan ropa más reservada, otros más extrovertidos, más elegantes, etc., aunque siempre todo va a ir por épocas y dentro de cada época se van a deslindar diferentes tipos de modas como las antes mencionadas.
El esfuerzo por seguir "los
cambios de la moda", en todos los niveles sociales, culturales o económicos indica su impacto en el comportamiento humano.
Moda es nada más y nada menos que el estilo que prevalece, el más popular, en un determinado momento.

Cuando se habla de moda, se sugiere un mundo de fantasía (de diseñadores, modelos, ropa inaccesible), irreal y lleno de ilusiones intangibles. Moda es el reflejo y la expresión estética de una sociedad y sus valores.

La moda es comunicadora de identidad: Si un grupo se identifica con la vida natural, conscientemente o no su indumentaria refleja su pensamiento. Cuando una persona tiene armonía interna, esto se refleja en su aspecto exterior, y también los estados depresivos. El tradicional, el ostentoso y el sencillo. Cuando los jóvenes manejan el mundo, los viejos quieren parecerse a ellos. Lo demuestran cirugías plásticas y trasplantes a granel, la gimnasia compulsiva y los tratamientos
anti-age. Reúne y entrelaza los productos simbólico, imaginario y físico que se retroalimentan y atraviesan entre sí.

El Fashion, perteneciente al movimiento de moda actual este sujeto no conforme con su sexualidad intenta mostrarnos la inversa, colores brillantes se funden en una mezcla hortera acompañado de un acento falso que implica falta de elocuencia y exceso de locuacidad.
Fashion es una palabra subjetiva, ya que puede significar muchas cosas, según la persona que te la describa, pero en si, fashion es un estilo, "el estilo de hoy", es decir: fashion es lo que te hace lucir, lo que te hace ver bien.
Esta palabra es un termino ocupado comúnmente en la industria de la moda, lo cual, tiene sus ventajas, ya que existen distintos tipos de moda.

El término Estilo se utiliza regularmente y en varios ámbitos al mismo tiempo, como ser el arte, la música, la moda, la lingüística, la informática, entre otros y está estrechamente vinculado al diseño, la forma y el aspecto que ostentan determinadas cosas, entre las que más se destacan los objetos y la indumentaria y que como condición respetan una misma línea,
siguen un mismo camino, o sea, no serán idénticos pero guardan alguna semejanza que hará que nosotros podamos reconocerlos como parte integrante de un mismo estilo.

Moda vs. Estilo

Algo muy común es la confusión entre los términos moda y estilo, usándose uno, cuando en realidad se quiere hablar de lo otro.

Producto de moda, es todo aquel que se torna muy popular y es buscado por un sector de la sociedad o por toda ella, durante un período largo o corto, en un lugar. Es todo producto establecido y adoptado, que prevalece sobre los otros de la misma especie, en las preferencias y decisión de compra de los consumidores.

Moda es "nada más y nada menos, que el estilo que prevalece en un tiempo determinado" (Webster’s New Collegiate Dictionary)
.
Estilo es asociación de producto con una idea estética - sociocultural. Y es tener características que lo diferencien de otros. Clásico, juvenil, ropa larga o corta, entallado u holgado. Los blazers, aún t
eniendo diferencias entre sí, tienen características comunes, que los diferencian de los safaris. Cada una de estas dos prendas, marca un estilo. Un estilo es hacer una reverencia al saludar, y otro es estrechar las manos. La eterna ropa de denim (jean), es diferente de la ropa de seda, y ambas lo son de la ropa de casimir. Un auto puede ser convertible o utilitario. El impresionismo, el art nouveau y el pop, son distintos estilos en el arte. La construcción de viviendas es victoriana, normanda o moderna, y en el diseño de interiores también se maneja el concepto de los estilos.
A veces, en la industria de la indumentaria, un estilo se vuelve "popular", y despierta el deseo de poseerlo. Ese fenómeno convierte un estilo en MODA. Muchas firmas y diseñadores lo aprovechan, lo interpretan, lo copian, le dan un toque personal, basados en ese estilo, y así se construye una telaraña leve y poderosa.
La relación existente entre las variables moda y estilo, es una relación unilateral, y no bilateral. La moda se basa en un estilo. El estilo no se basa en una moda. Solamente cuando logra aceptación de gran cantidad de público, el estilo se convierte en moda. Cuando sucede la explosión se los ve en todos los rincones, en vidrieras, en personas, en paquetes de regalo....
Hasta que finalmente... se los ve en las liquidaciones: Dejaron de ser una moda, sin embargo, no dejan de ser un estilo. Este último tiene permanencia. La moda pasa.
Muchísimos estilos vuelven repetidamente: Estuvieron de moda, dejaron de estarlo, para reaparecer cíclicamente: las hombreras, el folk, el color rosa.


Para identificar y evaluar tendencias
La lógica usada al proyectar modas suele ser relativamente simple: - Si algo fue top durante unos meses, se puede esperar que siga por unos meses más. - La vedette de una temporada suele representar el anclaje de la siguiente. - Las grandes tendencias permanecieron por diez años : en los 40 la pollera amplia, chaqueta entallada marcando la cintura, en los 50, pantalones, para una mujer que requería estar cómoda y en movimiento, en los 60 Mary Quant trajo la minifalda y Courrèges el corte cuadrado en las chaquetas cortas con falda cortísima, en los 70 la mujer se estiliza, suaviza sus formas y se valoriza la suavidad y la textura de las telas, en los 80, grandes hombreras y pollera tubo, en los 90 la modo más natural valorizó la silueta reduciendo los grandes volúmenes, insinuando las formas suaves y mostrando más el cuerpo de la mujer. En este siglo, la posmodernidad permite la mezcla de estilos, desaparecen las leyes rígidas y el lujo es una forma de agravio a las crisis económicas. Igualmente la feminidad no se pierde, las jóvenes mostrando su sensualidad, bajan la cintura varios centímetros en faldas y pantalones. El jean es eterno. - Dentro de estas tendencias generales, los reciclos, son la moda pasada que vuelve en forma recurrente. Pero metamorfoseada. Vuelve "su aire", pero transformada en otra. Sólo frente a estos "revival" la "moda vieja" se puede vender con éxito. La gente que está en el fashion bussines desarrolla un sexto sentido que le permite leer imperceptibles signos que para otros pasarían desapercibidos. Esta habilidad no es instintiva, la logra desarrollar los años de experiencia. Quienes están en el tema, realizan sus predicciones en base a récords de ventas, test pre-venta y post-venta como métodos de investigación de mercado. Qué tipo de prendas tuvieron más salida, cuáles sobraron, cuáles quedaron sin stock. En qué barrios se vendió mejor. La edad y perfil de los principales compradores, etc. También existen otras fuentes de información: los fabricantes e importadores de telas, minoristas, otras industrias, el clima, factores económicos coyunturales en el país y en el mundo, el mapa imaginario de las preferencias del consumidor, desde los compradores pioneros hasta los rezagados. Pero sobretodo, es preciso un conocimiento profundo de las fuentes originales de la moda, de sus profesionales, periódicos, materiales de información, y un constante estado de alerta que debe ejercitarse frente a sus cambios.

Historia de la moda
Comienzos de la alta costura El primer diseñador de modas, que no era simplemente un modisto, fue Charles Frederick Worth (1826-1895). Antes de que estableciera su maison couture (casa de modas) en París, el diseño y creación de ropa era manejado por un gran número de modistas anónimas, y la alta moda estaba basada en los estilos usados en cortes reales. El éxito de Worth fue tal que pudo ordenar a sus clientes lo que debían usar, en lugar de seguir su dirección como los modistos solían hacer. El término couturier (costurero) fue, de hecho, acuñado para referirse a él. Fue durante este período que muchas casas de modas comenzaron a contratar artistas para bosquejar o pintar diseños de prendas. Las imágenes por sí mismas podían ser presentadas a los clientes de forma mucho más económica que produciendo una prenda de muestra en el taller de trabajo. Si al cliente le gustaba la prenda, ésta era ordenada y pagada. Por lo tanto, la tradición de bocetos de prendas comenzó como un método de las casas de modas para economizar.

Los creadores imagen
Durante cientos de años fueron los monarcas y los nobles los que marcaron las pautas de la moda. En el siglo XVII, Luís XIII, rey de Francia, decidió ocultar su calvicie con una peluca. Al poco tiempo, los nobles europeos comenzaron a afeitarse la cabeza y seguir su ejemplo, imponiendo un estilo que duró más de un centuria. En el siglo XIX, las revistas femeninas comenzaron a promocionar las nuevas tendencias e incluso a ofrecer patrones económicos para que las mujeres pudieran confeccionarse su propia ropa. Con la llegada del siglo XX y la popularidad del cine y la televisión, las estrellas de la pantalla se convirtieron en ídolos internacionales y empezaron a imponer la moda. Lo mismo sucedió con los músicos famosos, los cuales pusieron en boga estilos radicales que la juventud no tardó en imitar. Hoy día, la situación apenas ha cambiado. Los anunciantes se valen eficazmente de desfiles de modelos, atractivas revistas de papel satinado, carteleras, escaparates y anuncios televisivos para crear una demanda de prendas nuevas.
Transcurso de la moda La moda comienza en el año 1900 con la llamada silueta S, debido al corsé que empujaba el busto hacia arriba, estrechando la cintura y sus faldas ajustadas a la cadera ensanchándolas en forma de campana al llegar al suelo. En el mundo laboral se empieza a incorporar los trajes sastre y el corte con influencia masculina para las mujeres. Los vestidos eran largos, cubrían los zapatos, las plumas y los encajes hacían furor, destacando los grandes sombreros con infinidad de adornos y ornamentos. La moda prácticamente solo fue seguida por las clases altas inglesas y francesas. En 1908, la silueta fue mucho mas recta, sin marcar tanto la cintura. Radicalmente cambio la ropa interior; se dejo de usar el corsé a cambio del sujetador, las faldas se estrechaban tanto en su vuelo que casi no dejaban andar, los sombreros eran muy anchos, la silueta era un triángulo invertido, haciendo surgir el escote en V. Antes de la guerra se añade a la silueta una sobrefalda con mas vuelo por la rodilla. Los sombreros se reducieron para comenzar a usar la ropa deportiva, en distintos deportes que se practicaban en la época. En 1910, la silueta de la mujer se hizo completamente lisa por la parte superior, de forma que el look unisex o andrógino se generaliza. Se elimina completamente la falda larga de la década anterior y la sobrefalda que se llevaba sola, pierde su vuelo. Usaban vestidos enteros con flecos y bolsitos pequeños. Se acortaron las prendas por encima del tobillo, y la década acaba con el corte de pelo “ETON”.
En 1910 se produjo un cambio rotundo en la moda, influenciado por los "Ballet Rusos" que recorrían los escenarios europeos. Los colores llamativos y el orientalismo reemplazaron la hegemonía en tonos pastel y las faldas largas. Bailarinas como la sensual Isadora Duncan y la enigmática Mata Hari, se transformaron en íconos de belleza seguidos mundialmente. Gracias a esta nueva moda las mujeres se atrevieron a desafiar los sólidos principios morales que las ataban y comenzaron a mostrar el cuerpo, lo que por supuesto no fue posible sin escándalo eclesiástico y machista de por medio.
Los cuellos "hasta las orejas" dieron paso al escote en "V" y las faldas se acortaron levemente, dejando al descubierto los tobillos, cosa que también causó estupor en la época. En 1914 llegó la Primera Guerra Mundial, que terminó por completo con la farándula y el lujo de la moda francesa e inglesa, en donde se encontraban las grandes casas de alta costura. Una vez finalizado el conflicto, en 1918, la falda campana dio paso a los cortes rectos, "tipo tubo". El tan utilizado corsé cambió de estrategia, ya que si antes se había usado para levantar el busto, ahora lo hacían para disminuirlo. El "corsé alisador" y los vestidos acinturados en la cadera, dibujaron el nuevo tipo de belleza y de mujer, las que buscaban parecerse más a los muchachos que a las antiguas beldades femeninas. Así surgió la mujer estilo Garzonne, quienes para lograr más aún el parecido con los hombres, se cortaron el pelo y perfilaron las cejas y comenzaron a salir a bailar. Ahora hasta era bien visto ser amiga o parecerse a las cortesanas de "vida alegre".
En 1920, la ropa comenzaba a ser mucho más práctica. Nuevamente vuelve a cambiar la silueta descendiendo la cintura a su posición anatómica, marcando el talle y ensanchando los hombros. Se popularizaba el traje de chaqueta para calle y se fiesta se elegían los vestidos con grandes escotes en la espalda así como abrigos largos con pieles. En esta década se destacan las faldas cortas. Desaparecen los sombreros y se vuelven a dejar crecer el pelo.

En 1930, esta es una década de guerra y eso perjudico a la moda. El look se militarizo y los tejidos se volvieron pobres, debido a esto las chicas se vestían con uniforme de ciudad, es decir, trajes de chaqueta. El largo se elevaba por debajo de las rodillas popularizando los pantys, aunque fueron escasos. Usaban los zapatos topolino, de corcho y los gorritos diminutos que eran muy sencillos o simplemente pañuelos a la cabeza.
En 1940, volvió el esplendor, triunfo el nuevo look de Cristian Dior. Otra vez se vuelve a forzar la silueta con una cintura estrecha y tomaron volúmenes sus hombros y pechos. Se aumento el vuelo de sus faldas pero se mantenían por debajo de sus rodillas. Comenzó el culto por la belleza por que las mujeres estaban hartas del estilo masculino y es por eso que volvieron las curvas. Los zapatos se estilizaron haciéndolos mas puntiagudos, usaban abrigos de paño, bolsitos al codo y los más elegantes sombreros.

En 1950, esta década se destaca por la revolución. Se utilizaba ropa cómoda dando lugar a la ropa juvenil, dejando atrás el lujo Borges. Se había puesto de moda la ropa extravagante. Los estampados eran de mariposas y de flores. Las siluetas volvieron hacer más lisas y se comenzaron a imponer rápidamente por todo el mundo las minifaldas.

En 1960, en esta década los adolescentes se pudieron expresar libremente. Aquí surgió el concepto de la ropa diferente, original, divertida y extravagante. El cabello se usaba corto y con cortes geométricos. Tanto los hombres como las mujeres comenzaron a usar pantalones de campana y se impusieron las blusas de algodón.
En 1970, fue una década muy diversa, aquí se produjo un furor hacia lo retro. Las flores fueron el principal símbolo no solo en la ropa sino que también el pelo y representaban la ideología ilusoria que los guiaban a la llamada revolución de las flores. Resaltaban los trajes y vestidos, que se lucieron con ajustados pantalones. El algodón fue remplazado por la lycra; usaban botas o zapatones de taco, tipo suecos.

En 1980, la moda trajo cambios muy positivos. El nuevo estilo se caracterizaba por el uso de ropa interior visible, ya sea sobre una remera, debajo de una remera transparente o tirantes de encaje visibles. Esta nueva moda fue altamente controversial ya que esto nunca se había visto en el pasado; esto fue sinónimo de liberación para las mujeres, ya que antiguamente usar la ropa interior así les daba aspecto de una mujer desarreglada. Gracias a esta tendencia, las mujeres de hoy pueden vestir remeras cómodas sin tener que preocuparse por las transparencias o los tirantes de los corpiños.

En 1990, en esta época se basaba en la variedad y no en una tendencia específica y duradera. Trataban de ponerse lo que te hiciera sentir mas cómodo, sin darle mucha importancia a la opinión de los demás o a las tendencias, porque la gente había llegado a la conclusión de que no se estaban expresando con libertad. Se vestían con la remera de The Clash o podían dejarse el cabello suelto. La gran modificación de ellos fue la aparición de los piercings, tatuajes y tinturas de pelo.
En la actualidad la moda se ha asociando y cambiando según las distintas tribus urbanas. Ellos distinguen la ropa según las marcas exclusivas, es decir, por llevar determinado logo o símbolo estampado, por algún accesorio o por vestirse de distintos colores. Los hombres tanto como las mujeres adoptan el jeans para todo tipo de trabajo u ocasión.



Historia de la moda argentina
El estudio de la historia siempre suele ser una tarea ardua y reveladora, que desnuda constantemente aspectos que coadyuvan a recomponer y comprender determinados procesos, lo que los permite asimilar ­con acento crítico- la realidad actual.
En una nación tan joven como la Argentina, resulta particularmente útil retrotraerse a sus orígenes como país independiente, para tener una idea cabal de estado de situación contemporáneo.

Los enfoques que se suelen utilizar para encarar dicha temática, más allá de la seriedad, profundidad o prestigio del historiador de turno, suelen, en muchos casos, soslayar aspectos que pasan más por lo cotidiano que por la minuciosa reseña de los grandes acontecimientos históricos.

En muchos casos, la revisión del pasado privilegia la mera evocación de acontecimientos, ignorando connotaciones psicológicas y sociológicas, que resultan tan significativos para explicar y comprender la idiosincrasia de los pueblos.

La primigenia influencia del imperio español fue determinante en buena parte de la moda argentina de fines del siglo VXIII y primera mitad del XIX.
Por entonces, La vestimenta operaba como estrategia de discriminación social, ya que permitía definir la personalidad, estatus económico, político y social de una persona.
La utilización de los colores en el vestido según la filiación política, es un rasgo distintivo de este período. En ese aspecto, la autora analiza pormenorizadamente los diferentes significados de las divisas y recuerda los personajes relevantes que las utilizaron.

Las diferencias entre la ropa utilizada por una clase social y otra definían claramente el estilo y la calidad de vida. Las damas aristocráticas portaban vestidos exageradamente aparatosos que reducían drásticamente la movilidad, estrechos corsés que permitían apenas una respiración lenta y dificultosa y enormes peinetones.
Todo ello constituye un elocuente testimonio del auge de una cultura en la cual la mujer era poco más que un objeto decorativo, útil para la contemplación estética y la procreación.

Sin embargo, la vestimenta del hombre de la época colonial era, si bien más recargada de lo que podemos apreciar actualmente, una indumentaria que revestía más sobriedad y practicidad que la femenina, de pantalones anchos y botas largas propias para montar y andar.
La imitación como constante histórica está particularmente considerada desde el punto de vista sociológico por la autora, quien sugiere claramente una suerte de aculturación, similar a la que podemos apreciar en estos tiempos.
Se destaca un evidente cambio de paradigma registrado por la sociedad argentina luego de la Primera Guerra Mundial, cuando la influencia española fue reemplazada por la francesa. Francia fue el nuevo centro generador de modelos y pautas culturales, emulado por la sociedad argentina de posguerra, que desterró, para siempre, la herencia de los conquistadores.



Entrevista - Susana Saulquin
"El Diseño Atiende Hoy Al Cuerpo Real, A La Individualidad"

Susana Saulquin: Una pionera en el mundo de la moda latinoamericana
Socióloga de la moda argentina y consultora de marcas en tendencias sociales.
En los años 60, cuando los vientos de revolución en Latinoamérica, te obligaban a ser intelectual o frívolo, Susana optó por la sociología. Al momento de titularse, las circunstancias la llevaron a diseñar ropa y amar su propia tienda. Aunque pensaba que había dejado de lado sus estudios, se equivocaba. El comportamiento de sus clientas era registrado rigurosamente por ella, armándose una radiografía de la realidad.
Su prolífica carrera ha marcado a generaciones, quienes no sólo han leído sus columnas -que también podremos disfrutar en Quinta Trends- sino también sus libros, entre los que se cuentan Historia de la moda argentina: del maniquí al diseño de autor; Jeans: la vigencia de un mito; y La moda en la Argentina.
Desde el 2002 hasta la fecha es directora de Edición Conceptual, Grupo Pampa, Buenos Aires Fashion Week y consultora externa del Centro de Investigación y Desarrollo Textil del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Además es directora de las carreras de Diseño de Indumentaria y Textil FADU, UBA; directora Instituto de Sociología de la Moda; profesora titular de Sociología en FADU, UBA y en Proyecto de Graduación en FAUD, UNMP.

Viernes 2 de Octubre de 2009 | LA GACETA | La experta en moda afirma que la idea del consumo masivo y de factorías está agonizando. La especialista, que dicta un seminario en el Virla, dijo que Tucumán puede convertirse en un polo para la creatividad. Diferencias.


"Creo que Tucumán puede llegar a convertirse en un polo interesante para el diseño", afirma la experta en moda Susana Saulquin. "Siempre decimos que son los creadores, los más originales, los que van a estar mejor posicionados en la nueva sociedad. Ya no la modelo, sino el creativo, va a ser el que ocupe los mejores lugares", observó la autora de "La moda en Argentina", que está dictando un seminario sobre Diseño en el Centro Cultural Virla, y que allí ha "olfateado" señales de creatividad entre los diseñadores tucumanos.

-¿Qué está pasando con la moda?
- Creo que está en una instancia de desarticulación. Que estamos en una etapa de superposición de dos formas culturales diferentes. Por un lado, una sociedad industrial: por el otro, una sociedad que está migrando hacia la sociedad digital.

- Ante la virtualidad que plantea la sociedad digital, ¿qué pasa con la moda, que es lo perceptible?
- Si bien las relaciones sociales están cambiando a partir de Facebook, de las redes sociales, hay un diseño independiente de la moda, que se está colando y que está enfatizado por esta dualidad que se evidencia en la sociedad. Podemos pensar que más adelante la sociedad va a ser virtual, y que uno va a poder, frente a la computadora, inventarse una imagen como la que se inventan los chicos ahora.

-¿No se termina la moda como el proceso taylorista que fue durante el apogeo del capitalismo?
- Sí se termina. En esta superposición de dos formas culturales hay un lapso, un interregno de 25 años, que se da desde la masificación de internet hasta 2020, porque creo que, de alguna manera, se tarda diez años en bajar a la producción de objetos y demás. Creo que la moda va a quedar superada. En el año 2000 escribí un libro - "La moda después", que ya hablaba de la desarticulación de la moda. Pero la moda no muere, sino que se desordena para ordenarse de otra manera, para ordenarse de acuerdo a lo que es el diseño de indumentaria; diseño que, más que a las tendencias de la moda, atiende a las individualidades de los cuerpos reales y diferentes.

-¿Se diluye lo masivo?
- Totalmente; las estrategias de la cultura de masas ya no van a tener cabida, a tal punto que yo siempre digo que cuando algo se exagera es porque va a desaparecer. Y la bulimia y la anorexia marcaron el punto de inflexión donde la masificación en el cuerpo humano, con la homogeneización de la flacura, nos marcan un punto de ruptura y el fin de la masificación. Al punto tal que muchas empresas masivas están consultando cómo salir de la masividad sin resignar ganancias.

- Es el caso de Dove, con sus mujeres rellenitas.
-Dove hizo punta. Y ahora Sedal se preguntó: "cómo salimos de la masividad?". Y tuvo que contratar a siete personajes distintos (creadores famosos, de distintos países). Van a seguir ganando dinero, pero se van a tener que resignar a ganar menos. Esto nos marca el fin de lo que se llama el consumo máximo, que se da en la etapa del diseño de la sociedad industrial, y sobre todo de la cultura de masas, entre 1960 y 2001. Con la caída de las Torres Gemelas y el nacimiento de la sociedad compleja, vamos camino a las individualidades, a los cuerpos reales, que no tienen que ser ni flacos ni obesos, sino, simplemente, reales; y responder a la nueva ideología del siglo XXI, que es la salud, la de disfrutar del cuidado del planeta y de los recursos humanos, de los viajes, de los afectos; así como la ideología del siglo pasado fue la producción, la reproducción y el industrialismo, el consumo. La felicidad, ahora, está en el cuidado de los recursos.

- Cuando usted escribió su libro sobre el destino de la moda, en el año 2000, ¿cómo percibió lo que vendría?
- Mi profesión es observar las tendencias. En los años 60, yo estaba estudiando Sociología y mientras muchos decían: "viene Mao Tse Tung", yo replicaba "no; viene la moda". Hace 40 años que vengo a contramano. Y ahora que todo el mundo acaba de descubrir la moda, y que está contento, se acaba la moda. Porque aparece el diseño de autor, algo se exagera. La moda se empezó a exagerar, lo empecé a notar con la homogeneización, con esos procesos de democratización y de movilidad. Yo empecé a ver que la sociedad empezaba a analizar en pares complementarios. Yo decía: "hay globalización, pero hay localismo"; empecé a ver que la sociedad tenía aspiraciones ambivalentes, y de esas ambivalencias que se vieron en los 90 se está enfatizando uno de los pesos de esta ecuación. Ante la explosión del consumo y de la compra, mucha gente dice: "no, yo quiero usar lo que yo quiero". Entonces, están trayendo diseño de autor, que viene a dinamizar algo, porque ya no va más lo autoritario.

- ¿Internet plantea la ruptura de la masividad?
- El sistema de la moda está tratando de defenderse, porque se ve en riesgo de disolución. La moda se tiene que reordenar: y le va a costar mucho, va a tener una base industrial, pero no va a ser con un diseño básico, sino que va a tener las diferencias incorporadas. Antes la tecnología no lo permitía. Ahora la tecnología sí permite las individualidades, y ahí es donde la industria va a poder permanecer.

-¿Esta regorganización implica ir hacia una "ecología de la economía"?
- Totalmente, el capitalismo ya no será como el que sentó las bases en los comienzos de la sociedad industrial. Eso va a exigir una gran originalidad, y no sé si más ganancias, o no, pero mucho más trabajo.

- ¿Cual es su definición de la moda?
-Son cambios periódicos en la vestimenta que, a en escala, marcan tendencias. Y qué pasa ahora, que hay tantas tendencias que no hay tendencias. Y la moda ya no va a grandes públicos seriados, sino a públicos cortos. Como el ejemplo de Zara (la firma española) que tiene 16 colecciones anuales. La industria de la moda tendrá que adaptarse, después de siglos de haber andado en coche.


El TOP TEN de Diseñadores de Moda por el Mundo


http://www.lalistawip.com/top-100/?lista=cat__Moda-role__Dise%C3%B1ador


Un concepto personal

La ropa no debe ocultar una persona, sino mejorarla. R. BENGTSSON Y E. PAVLICK


Estoy casado con la moda y seguiré siendo fiel. DIRK BIKKEMBERGS


Un artista es la suma de sus propios riesgos. Z. BROACH Y B. KIRBY


La belleza es una mezcla ambigua entre la vida y la muerte. ENNIO CAPASA


Tratamos de dar un nuevo espíritu de la ropa clásica. MICHELLE Y OLIVER CHATENET


Yo siempre estoy obligado a llevar adelante lo que es moderno, eso es lo que me motiva. DONATELLA VERSACE


Mi filosofía es la anarquía y la paz. JUN TAKAHASHI


Yo no creo en las personas que piensan que la ropa no es importante. MIUCCIA PRADA


Muchos diseñadores se lo toman demasiado serio, yo soy un genio, nuestra esencia apenas tiene una risa.
D. DOLCE Y S. GABBANA



Colecciones Primavera/Verano 2010



http://www.dmodas.com/


Diseñadores De Moda En Argentina
Marisa Campanella - En este Atelier de Recoleta, se recupera la esencia de la Alta Costura de ultranza, en una planta baja antigua y sofisticada, donde la diseñadora, con sus colaboradoras, generan el clima acogedor para hacer de la entrevista, la elección y el acto creativo una experiencia inolvidable. Bianchi, Agostina - Diseño de moda, indumentaria, accesorios, mallas y ropa sexy. Bogani, Gino - Su historia, tendencias, desfiles y diseños. Botana, Paula - Producción orientada hacia el hombre y la mujer modernos. Churba, Martín - Contiene información sobre la convocatoria a profesionales del diseño para un nuevo proyecto. Cosano, Claudio - Creaciones y colecciones de moda para la mujer. Di Doménico, Carlos - Propuestas de alta costura de estilo clásico y elegante. Fernández, Benito - Biografía del diseñador, nuevas tendencias y última colección. Micheletti, Anita - Colecciones, campañas, prensa y locales. Piazza, Roberto - Sitio oficial. Pryor, María - Diseño de modas y ropa para damas. Ramírez, Pablo - Fotos de las colecciones de este diseñador. Toledo, Ezequiel - Colección de indumentaria masculina.

http://www.sitiosargentina.com.ar/2/disenadores_de_moda.htm


Diseño De Modas
El diseño de modas es el arte dedicado al diseño de ropa y accesorios creados dentro de las influencias culturales y sociales de un período de tiempo específico.
Fin estético: Pretende crear una respuesta en quién lo observa siendo la belleza su único eje.
Fin ergonómico: Diseño de una cobertura en perfecta armonía con la fisiología humana, haciendo que ésta mejore en uno o varios aspectos.
Fin de personalidad: Mediante la cobertura se sugiere un tipo de vida, inclinaciones políticas, culturales, religiosas o de carácter.

Fin de situación: Analizando el envoltorio se sitúa al individuo en un contexto histórico y geográfico concreto.

Fin emotivista: Mediante la imagen que se proyecta, se induce una respuesta emotiva.



Psicología de la vestimenta
Teniendo en cuenta estos los fines a lograr, se puede crear una cobertura o vestido. Dependiendo de la calidad con que se mezclen y cantidad de fines mezclados obtendremos mejores o peores resultados.
Lá psicología de la moda influye en muchos aspectos dentro del ser humano, por ejemplo: el hecho de como el color de una prenda puede llegar a cambiar tu estado de ánimo, o bien como te quita o te dá seguridad para unirte a un grupo social.
Cuando la psicología del individuo oscila entre lo establecido como normal, puede hacerse un análisis a través de la vestimenta de su personalidad, nivel cultural, ambiciones, pasatiempos, lugar de origen, gustos musicales, condiciones físicas, complejos... de esta manera, debería considerarse la vestimenta como herramienta analítica en psicología.
Características

El diseño de modas difiere del diseño de vestuario debido a que su producto principal tiende a quedar obsoleto después de una o dos temporadas, usualmente. Una temporada está definida como otoño-invierno o primavera-verano. Se considera generalmente que el diseño de modas nació en el siglo XIX con Charles Frederick Worth, que fue el primero en coser a las prendas una etiqueta con su nombre.

Los diseñadores de modas crean ropa y accesorios. Algunos diseñadores de alta costura son independientes laboralmente y diseñan para clientes individuales. Otros cubren las necesidades de tiendas especializadas o de tiendas de departamentos de alta costura. Estos diseñadores crean prendas originales, así mismo como los que siguen tendencias de moda establecidas. Sin embargo, la mayoría de los diseñadores de modas trabajan para fabricantes de ropa, creando diseños para hombres, mujeres y niños en el mercado masificado.

Diseño gráfico y moda
FASHION MEETS GRAPHIC DESIGN La filial Nueva York de la Asociación Profesional de Diseñadores (AIGA) presentó la conferencia “Body/Language: Fashion Meets Graphic Design”, con distinguidos diseñadores que presentaron trabajos y compartieron experiencias tratando de dilucidar las interacciones entre ambas disciplinas. ¿Hasta qué punto el diseño gráfico está relacionado con la moda? Este parecía ser el interrogante que planteaba la conferencia, y ejemplos para contestarlo no faltaron. El primero en exponer fue el afamado diseñador de modas neoyorquino Isaac Mizrahi (www.isaacmizrahiny.com), declarado en tres oportunidades diseñador del año por el Council of Fashion Designers of America. Además de poseer su propia empresa, muchos de sus diseños pueden ser encontrados exclusivamente en las tiendas Target. Hablando sobre cómo aborda el proceso de diseño a la hora de enfrentarse a un nuevo proyecto, Mizhari sorprendió afirmando que el secreto de su éxito pasa tal vez por diseñar para sí mismo, tratando de complacer más que nada su propio gusto. Esto contradice el modus operandi tradicional, en el que el diseñador basa sus decisiones en las tendencias del mercado y las necesidades y exigencias del cliente. El diseñador comentaba que, a pesar de su metodología, a veces sus propuestas coincidían con las expectativas del cliente, aunque muchas otras no coincidían en absoluto y había que seguir intentando. Autenticidad y eternidad Luego fue el turno del diseñador gráfico e ilustrador de origen belga Paul Boudens, quien busca que su trabajo sea perceptible y perdurable, tenga sensibilidad y transmita de alguna manera la humanidad de su creador. Observando algunas de sus obras, podemos aseverar que cumple con los objetivos que se ha propuesto. Para Boudens, no basta simplemente con usar la computadora. Y es por eso que complementa muchos de sus trabajos con pintura, ilustración y otros métodos varios que le otorgan a su trabajo una sensación de frescura y espontaneidad que lo destaca y diferencia de otros. Un ejemplo claro de su particular estilo es la invitación que creó para la colección de verano del diseñador de modas Jurgi Persoons, para la cual decidió utilizar su propia sangre como pintura, generando un efecto dramático que difícilmente pase inadvertido. El artista se encuentra trabajando actualmente para el diseñador de modas japonés Yohji Yamamoto. Más tarde fue el famoso Abbot Miller, diseñador y socio de Pentagram, uno de los estudios más reconocidos en el mundo del diseño, el encargado de repasar la evolución gráfica de la moda a través del análisis de la elección tipográfica para la identidad visual de prestigiosas marcas. Desde el uso de la clásica tipografía serif Bodoni en el logo de la primera revista americana de moda, Harper’s Bazaar (1867), a la utilización de la más sofisticada sans serif Futura en el logo para Chanel, pasando por el uso de rasgos tipográficos de estilo serif y sans serif combinados, como en el caso del logo de Ives Saint Laurent. Miller adjudicó la notable similitud en el estilo de diseño de las principales revistas actuales de moda a que la gran mayoría pertenecen a un reducido conglomerado de cinco o seis editoriales. Staple Clothing se transformó con el tiempo en Staple Design, ofreciendo servicios adicionales de diseño editorial, identidad visual, diseño de web y packaging para empresas como Nike, Burton Snowboards, Louis Vuitton, Timberland, Sony Playstation y Puma, entre otras. En el año 2002 abrió paralelamente Reed Space, con locales en Nueva York y Tokio, y los productos de Staple Design ya pueden ser adquiridos en distintas ciudades de Norteamérica, Europa, Asia y Oceanía (http://www.stapledesign.com). Llegado desde París, Etienne Mineur, diseñador cofundador del estudio Incandescence (www.incandescence.com), reconocido por su creativa producción en el ámbito cultural y artístico en medios web como video, mostró su trabajo online para el famoso diseñador de modas japonés Issey Miyake. Desde el año 2000, Mineur viene desarrollando el website www.isseymiyake.com, el cual ha sido fuente de admiración en el mundo de la web por su sentido de innovación, habiendo obtenido diversos premios en Francia e Inglaterra, y siendo elegido “Sitio web del día” por Macromedia. Poseedor de un original sistema de navegación, intuitivo y dinámico, el sitio web de Miyake hace las veces de catálogo virtual para Internet. A pesar del elevado carácter tecnológico de su trabajo, para el diseñador francés lo primero es siempre trasladar el concepto a la realidad a través de bosquejos, ya que no hay nada más flexible y expresivo que el lápiz y el papel, para pasar recién después a la ejecución de la idea utilizando la herramienta de la computadora. Al final de la jornada, la conferencia confirmó que, además de ser dos disciplinas que se entrecruzan en varios aspectos, el diseño gráfico ha acompañado a la moda en su evolución, sirviéndole tanto de soporte visual a sus revistas, campañas, videos y sitios web, como definiendo la identidad visual de sus productos.


El Color y su Implicancia Socio-Cultural en la Indumentaria

Escrito por Patricia M. Doria


Patricia Marina Doria es diseñadora de Indumentaria, egresada de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.
Actualmente es docente de la UBA en la carrera Diseño de Indumentaria y Textil; de la Universidad de Palermo, en la carrera diseño de Modas y docente en el Centro Argentino de Estudios de Modas.
Es consultora independiente en imagen corporativa, empresarial e indumentaria laboral.

La necesidad de vestirse que se manifiesta en el hombre se explica por un lado, por el hecho de cubrirse y por otro lado, por normas culturales, en las que influyen desde la posición social, la religión, la sexualidad y la psicología. El vestido es una construcción material que responde a técnicas determinadas, y al mismo tiempo simboliza, expresa y genera emociones, indica pertenencia, sugiere relaciones espaciales y temporales. El hombre, al crear este signo, lo que hace es expresar con su apariencia y con su forma, el momento social que está viviendo, su contexto ideológico y sensible. Mediante esta apariencia creada por él, incita a ser conocido y reconocido por los demás, es decir, es su representación social, es su máscara.
Si bien los estudios de indumentaria han contemplado el color como uno de sus componentes, es difícil encontrar trabajos específicos sobre el color y la indumentaria estrictamente. El objetivo de este trabajo es estudiar las diversas maneras en las que el color constituye el elemento más significativo de la indumentaria. Mediante el color, podemos diferenciar los objetos; nos da también la posibilidad de distinguir los bordes de las cosas. El hombre, al lograr separar la cosa del color, logra que éste se constituya como signo. En la dimensión de la semántica, el color es considerado como un signo que puede sustituir a otras cosas.
Al igual que cualquier símbolo, el color evoluciona y se transforma a través del tiempo, diacrónicamente. Los distintos colores afectan la apariencia superficial del vestido, logrando modificaciones en la percepción visual, creando límites físicos (cortes, avíos, uniones, texturas) y límites semánticos, los cuales darán lugar a convenciones y normativas culturales en los distintos grupos e individuos.


MODACHROME, El Color En La Historia De La Moda

El color es una parte del espectro lumínico, y, al fin, es energía vibratoria.
El color de la ropa es importante porque influye en como nos sentimos y como reaccionan las personas.
Los colores provocan ciertas reacciones. el Azul marino sugiere autoridad; el Rojo es excitante, estimulante; el Rosa, dulce y tierno; el Naranja, amigable, sociable; el Amarillo, soleado y jovial; el Verde es tranquilizante, el Azul también es calmante; el Purpura, es suntuoso, majestuoso; el Café, confiable; El Negro el elegante y misterioso; El Blanco sugiere inocencia, y el Gris, seguridad, comodidad y protección.
Así, los colores son importantes para influir en las reacciones mentales de otras personas hacia nosotros. Por supuesto, un color también puede tener asociaciones negativas; por ejemplo, usar demasiado color rosa puede ser inconveniente.
Obviamente, no todos reaccionan ante el color exactamente de la misma manera; sin embargo, las reacciones, en general están estadísticamente probadas, por lo que se puede confiar en ellas.
Los colores y los estilos de moda también influyen en las mujeres. Sin embargo los colores novedosos no son siempre los adecuados para toda mujer. Los matices adecuados son aquellos que acentúan la coloración natural del cabello, de la piel y de los ojos. El color es el elemento más importante, ya sea para resaltar el aspecto personal como para hacerlo desmerecer. La manera más fácil de que las mujeres se vean más atractivas es usar los mejores colores que acentúan la coloración natural. Si alguien te felicita por la forma en la que luces significa que el color que has elegido es el adecuado para tí.
Los colores afectan de diferente forma a cada persona. Muchas veces no somos conscientes de las sensaciones que nos produce un color pero sí que sabemos si el azul nos gusta o sí el violeta nos espanta. A la hora de vestirnos elegimos un modelo que nos guste, pero también nos preocupamos por su color. Y en ello influyen muchos factores, no sólo nuestros gustos, sino también nuestra cultura e historia. ModaChrome es una exposición que explora precisamentela relación histórica y social entre la moda y el color.
La exposición evita el habitual recorrido cronológico: los trajes están expuestos en cinco espacios, cada uno dedicado a un color. El negro es un color que simboliza la austeridad, la elegancia y poder. El azul gozó de prestigio en el siglo XIX tanto en la nobleza como en el ciudadano medio. El rojo y el amarillo, agrupados en una misma zona, son colores de larga tradición en la cultura española y el blanco lo asociamos a la pureza, la inocencia y la elegancia. También hay una zona multicolor, dónde pueden verse una selección de trajes estampados.
Las 53 piezas que se exhiben abarcan los últimos tres siglos de la moda de Oriente y Occidente. A través de estos trajes se presenta una visión de la historia de la moda en torno al color, con la intención de llamar la atención sobre la atracción, el placer y el dinamismo que este nos provoca.
Y es cierto que a lo largo de la historia la moda ha plasmado los rasgos fundamentales de la sociedad. Así, movimientos artísticos como el Modernismo, el Pop Art o el Rococó han tenido también su reflejo en la moda y el color.

[foto de la noticia]
Vestido de día del siglo XIX (1874). El vestido muestra el color malva del periodo marcado por el primer tinte sintético de anilina, creado por William Henry Perkin en 1856.
Traje de amazona (1880-1890). Traje francés formado por chaqueta y falda. Tanto por forma como por color, siempre negro o muy oscuro, son trajes característicos del siglo XIX y principios del XX, años en los que la mujer va adquiriendo un mayor prestigio social, conquistando su libertad e incorporándose a las actividades al aire. [foto de la noticia]
Vestido de noche de Lucien Lelong (1935). Lucien Lelong abrió su atelier en 1919, y fue muy admirado por su técnica. Sus creaciones destacaban la belleza de los tejidos más que la originalidad del diseño. [foto de la noticia]
Vestido de cóctel de Christian Dior (1956). En el año 1947, Dior lanzó la línea 'New Look', una silueta de cintura estrecha y marcada cadera, que supuso un punto de partida para la moda de los años cincuenta. [foto de la noticia]
Vestido de Yves Saint Laurent (1967). Al final de los años 60, la moda occidental buscaba fuentes de inspiración en otras culturas. Este vestido de la colección africana de YSL evoca en las telas a las prendas tradicionales tribales y el escote embellecido reinterpreta un collar africano.
Vestido mini (1968). Este vestido, hecho en papel, no tejido y barato, representa un dibujo estampado basado en una serigrafía de Warhol; ejemplo perfecto de la inclusión del pop art en la moda 'prêt-a-porter'.
[foto de la noticia]
Vestido de Issey Miyake (1997). Diferentes tonos de azul, amarillo, naranja, verde y negro se superponen con capas de tejido combinando técnicas industriales de fabricación de alfombras.
Chaqueta y falda de Junya Watanabe (2000). El rojo de la chaqueta y el amarillo brillante de la falda de este conjunto ponen de relieve la intensidad de color característica de los tintes sintéticos.




CONCLUSIÓN

La moda es un proceso cultural que necesita de una aceptación social, que marca no solo aspectos físicos sino también espirituales (cada uno elige llevar no solo lo que le quede bien, sino lo que le haga sentirse bien consigo mismo), de esta manera la moda empieza individualmente y concluye siendo un fenómeno social al que los individuos se vuelven fieles, haciendo de ella un hecho popular.
La moda es un "marcador" de personalidades, culturas, realidades sociales y hasta épocas... Es expresión de pensamientos e ideologías...
La moda habla de nosotros.







BIBLIOGRAFÍAS

LIBROS CONSULTADOS
Alison Lurie. El Lenguaje de la moda.
Jones, Terry; Rushton, Susie. Fashion now.
Susana Soulquin, La Moda En La Argentina, EMECE, Buenos aires, 1998
Beatriz Sarlo, Escenas De La Vida Posmoderna, Ariel, Buenos Aires, 1994
Alonso, Luis Enrique. La Era Del Consumo
Lic. Claudia Demo. Cuadernillo de Estudio Nº5 "El Lenguaje de la Moda". Lenguaje Visual 1 Diseño de Indumentaria.

WEBS CONSULTADAS
http://www.pagina12.com.ar/
http://espanol.answers.yahoo.com/
http://www.elmundo.es/
http://www.lagaceta.com.ar/
http://quintatrends.blogspot.com/
http://www.dmodas.com/
http://www.lalistawip.com/top-100/
http://www.sitiosargentina.com.ar/2/disenadores_de_moda.htm
http://es.wikipedia.org/
http://www.monografias.com/
http://modas.name/category/disenadores/
http://serjanouzi.blogspot.com/
http://www.modahistoria.com/
http://books.google.com.ar/

_____________________________________________________________
_____________________________________________________________
PARCIAL Nº2
ESTÉTICA DEL DISEÑO GRÁFICO Y PUBLICITARIO
Profesora Claudia Garcia Lange

Participaron en este blog:

- Caminos Maximiliano

- Pasini Facundo
- Tissera Clara

3 comentarios:



samuel dijo...

La falda es la prenda mas adecuada para un varon; o un vestido con falda. El pantalon es la tortura mas grande que tiene que soportar el hombre, y sin decir nada; pues si se llegara quejar, podrian dudar de su hombria; este es el mito, y el maltrato, y abuso al que hemos sido sometidos los varones, desde que se les ocurrio usar el OVEROL (o pantalon) en forma indiscriminada. Las SALUD Y LA CALIDAD DE VIDA DE LOS VARONES Y SUS FAMILIAS, se esta viendo bien deteriorada. Pues la hostilidad, la irritabilifdad, junto con las enfermedades modernas de los hombres estan intimamente relacionadas.
Ninguna parte de la anatomia de un hombre es tan maltratada, y magullada como los genitales. LOs calzoncillos boxer, la costura central del pantalon (llamada tiro), y la correa o cinturon que hace las veces de torniquete; estan propiciando muchos tratornos.
POR INNOVACION, SALUD Y COMODIDAD, ES MUCHISIMO MEJOR UNA FALDA, O UN VESTIDO CON FALDA PARA EL HOMBRE.

Tomás dijo...

hola a todos y felicitaciones por compartir tanto sobre el mundo de la moda y diseño. Para quienes estamos empezando, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender. Les comento que hace un tiempo hice un curso y me puse a diseñar mis propios productos. Estaría bueno que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Bellavista, Buenos Aires!

Arjuna Archer dijo...

Conoce nuestro nuevo modelo de camiseta tirantes negra “Magnetic Ibiza”.

Publicar un comentario